Los síntomas en la enfermedad de alzheimer se agrupan en tres campos: cognitivo,  conductual y funcional.  Hoy nos queremos central en el campo  cognitivo referido al lenguaje.

En el lenguaje, se puede sufrir alteraciones desde fases tempranas. Cuando la persona afectada está en una fase de la enfermedad que la comunicación  verbal no es posible, debemos potenciar y ayudar a mantener una comunicación no verbal lo máximo posible,  pues en  ella reside la nutrición que permite al paciente sentirse vivo, y al familiar, sentirlo vivo.

El lenguaje no verbal transmite emociónes a través del lenguaje corporal como son los gestos, las posturas,  las miradas,  la expresión del rostro,  el tono y el volumen de voz. El lenguaje no es solamente las palabras que decimos,  sino también cómo lo decimos, por ello el lenguaje no verbal  nos revela más sentimientos e intenciones que las palabras que pronunciamos. El enfermo de alzheimer en fase avanzada, una gran parte de lo que le decimos no lo comprende sino que lo ve o lo capta a través de la comunicación no verbal.

A medida que se deteriora su estado ese lenguaje no verbal es la única manera de comunicarnos con él.  Existe una serie de medidas sencillas para mejorar este tipo de comunicación no verbal  con el enfermo de alzheimer :

* Procure establecer contacto ocular y táctil con él,  para mantener su atención recurra al contacto  físico suave ( cogerle la mano, acariciarle)

* Evitar tanto la distancia  excesiva como acercarse demasiado

* Atender cualquier demanda  con muestras de interés

*Ayudar con gestos claros

* Procure  mantener el sentido del humor. Ríase con él cuando lo haga aunque sea una tontería

* Simplifique los mensajes y no tenga prisa

* No le grite, utilice un tono suave

* Fíjese  siempre en los gestos y actitudes del enfermo.  Esto suele transmitir más  información que las palabras.

Los maestros zen transmiten sus sabidurías a sus discípulos  ” I shin,  den shin ” de corazón a corazón.

Quizás  en este sentido todos los pacientes y aquellos familiares que son capaces de comunicarse través del ” corazón ” del lenguaje no  verbal  están pletóricos  y llenos de  vida.