DSC_1227

 

Hoy 8 de marzo de 2016, se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer.

Es curioso que en lo que llevamos, todos los medios de comunicación están resaltando la importancia de la mujer trabajadora y la inclusión de esta en el empleo.

Cierto es que la mujer está en total y absoluta desigualdad con respecto a los hombres. Por ejemplo, en una profesión como la de trabajo social y siendo la mayoría de chicas, los chicos encuentran trabajo con más facilidad y puestos de responsabilidad más rápido.

Nuestros salarios son mas bajos por el simple hecho de ser mujer, si hacen medidas de conciliación laboral y familiar, suena a veces, como que la obligación de los cuidados de los hijos y los mayores, son de las mujeres.

Queda mucho trabajo por hacer. De las instituciones, de las propias mujeres y hombres, y de políticas que sean realmente importante.

Pero hoy, queremos reivindicar el valor y el trabajo de esas mujeres que algunos dicen que “no han trabajado”, porque consideran que el trabajar es siempre fuera de casa.

De esas mujeres, de su lucha y su valor, somos hoy lo que somos. Nadie les ha reconocido nada, pero han sabido sacar la fuerza necesaria para seguir con una sonrisa.

Desde Centro Atrade, no nos queda otra que reivindicar el trabajo de nuestras “chicas”, con edades comprendidas entre los cincuenta y nueve y ochenta años. Madres, esposas, abuelas, hijas. Todas con una máxima, hacer feliz a los demás, tanto, que algunas se olvidaron de ellas mismas, de su propia felicidad.

Por eso, en Centro Atrade, y atendiendo a sus dificultades cognitivas, queremos brindarles un pequeño homenaje. Agradecer todo lo que han hecho, lo que siguen haciendo y todas las sonrisas que nos regalan.

Feliz Día de la Mujer.