ley_muleta

Hoy vamos a explicar cómo es el proceso de valoración de la situación de Dependencia para la Comunidad Autónoma Andaluza. Lo que pretendemos con esta entrada, es crear un documento de referencia para varias personas:

*En primer lugar para los familiares de personasen situación de dependencia, sea cual sea la enfermedad que padece.

*Estudiantes o egresados de trabajo social,  que encuentren en este post, una guía básica para aumentar los conocimientos.

*Finalmente, pretende ser u documento que les sirvan a las personas que se encuentran fuera de nuestra comunidad para que comparen la situación de Andalucía, con la comunidad en la que vivan.

La ley de Dependencia, entró en vigor el 1 de enero de 2007, fue una ley bastante ambiciosa, dotaba a los cuidadores, en su mayoría mujeres, de una serie de prestaciones, como una ayuda económica, o cotización a la seguridad social … Pero sí, fue demasiado ambiciosa y llegada la crisis todo se fue al traste. Ahora, al menos en Andalucía, tenemos la sensación de que la Ley de Dependencia es una mera gestora de servicios (Centros de Día, Centros residenciales y como mucho, Servicio de Ayuda a Domicilio).

Antes de empezar decir que en Andalucía, el profesional de referencia que valora la situación es el Trabajador/a Social.

1.Evidentemente lo primero que hay que hacer es entregar es una solicitud que se deberá entregar en los Servicios Sociales Comunitarios.

Esta solicitud la puedes recoger en los Servicios Sociales y hay que tener en cuanta una cosa muy importante: Si la personas dependiente no está incapacitada legalmente, deberá ser esta la que firme la solicitud y los datos del familiar se pondrá en la pagina dos, cuando se indique que está siendo cuidado en el domicilio por un cuidador no profesional.

JAMÁS HABRÍA QUE RELLENAR LO DEL GUARDADOR DE HECHO O REPRESENTANTE LEGAL SI NO ESTÁ INCAPACITADO/A LEGALMENTE.

No hay que olvidar que junto a la solicitud hay que entregar fotocopia del DNI de la persona en situación de dependencia y el certificado de empadronamiento.

  1. El segundo paso una vez entregada la documentación es que un profesional trabajador/a social de tu provincia contactará con la familia para realizar una visita domiciliaria. Esto es, la valoración en sí.

En esta visita, se realizará una serie de preguntas que tendrán una puntuación. Esta puntuación se traduce después en los grados en los que se valora la dependencia.

En muchos casos, antes de esta valoración, la persona dependiente y su familia deben de ir al Centro de Salud para otra evaluación, esto pasa solo a veces. Si es cierto que para personas con Alzheimer o Parkinson, siempre son llamados por las enfermeras/os de enlace para la valoración sanitaria.

  1. Pasada la entrevista, el tercer paso es la recepción en nuestro domicilio, mediante carta certificada, de la Resolución por Valoración de Dependencia. En esta carta se dictará el grado en el que se ha valorado la situación de dependencia. Los Grados pueden ser:
  • Grado III .- Gran Dependencia. Este grado se relaciona con personas que están encamadas o tiene grandes dificultades para realizar su día a día.
  • Grado II .- Dependencia Severa. En nuestro Centro, todas las personas que han sido valoradas, lo han sido con este grado. Se trata de personas afectadas por Alzheimer en una fase inicial, o moderada.
  • Grado I .- Dependencia Moderada. Este grado entra en vigor la valoración en Julio de 2015.
  1. Recibida la carta de valoración, el/la trabajador/a social de los Servicios Sociales Comunitarios te llamará para concertar una cita y poder conocer la situación sociofamiliar, escuchar la opinión de las familias y de acuerdo al grado de dependencia estudiar el recurso más idóneo.

En este momento también te solicitarán documentación económica, ya que la financiación del servicio o la cuantía de la prestación económica dependen de tu capacidad económica.

  1. El paso quinto es el último, ésta es la última fase del proceso en la que te llegará la resolución del recurso más idóneo, la fecha de efectividad del mismo y la aportación económica a realizar en caso de que el recurso sea un servicio.

Pero, ¿cuáles son los recursos y prestaciones que podremos obtener con la valoración de la dependencia?

Los servicios y prestaciones a los que podrías acceder:

  • Servicio de prevención de la dependencia y promoción de la autonomía personal.
  • Servicio de Teleasistencia. Este servicio es compatible con todo excepto el Servicio de Atención Residencial.
  • Servicio de Ayuda a domicilio.
  • Servicio de Centro de día y noche.
  • Servicio de Atención Residencial.
  • Prestación económica vinculada al servicio.
  • Prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores/as no profesionales.
  • Prestación económica de asistencia personal.

Hasta aquí todo está muy bien. La teoría es perfecta, pero l realidad, al menos en Andalucía es bien distinta.

Todo este proceso puede tardar una media de tres o cuatro años. En muchas ocasiones, dan un grado que cuando van a otorgar la prestación o servicio, ya seguramente, el paciente este en otro grado más avanzado. Pasa a menudo, que cuando un mayor recibe la posible prestación o servicio, ha fallecido.

Lo del tema de las prestaciones económica es otro decir. Cuando una persona acuerda que la prestación que mejor le viene es la ayuda económica, la espera para recibir el dinero, es larga muy larga. En nuestro Centro conocemos a gente que lleva esperando como unos tres años. Toda una odisea para dependientes y cuidadores.

El caso, como decía antes, al menos si hablamos de personas mayores, la Ley de Dependencia se ha quedado para esperar el Centro Residencial o la plaza en Unidad de Estancia Diurna…

Esperemos que con el paso del tiempo, vaya pasando el temporal y se les otorgue a los familiares y personas dependientes la ayuda que realmente necesitan.

Si tiene alguna duda o consulta no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Centro Atrade. Tratamiento de Alzheimer y Demencias en Sevilla